survival zombie

survival zombie

survival zombie

Ya hemos visto los dos primeros episodios de Madres Forzosas.

Hace unos meses una noticia sacudió las redes sociales, Netflix reunía de nuevo al elenco original de una de las series mas exitosas de los finales de los ochenta principios de los noventa, Full house o como se llamó en España, Padres Forzosos. En ella nos encontrábamos ante la historia de un grupo de amigos que se van a vivir juntos para ayudar a uno de ellos a cuidar a sus hijos dada su reciente viudedad.

Una serie familiar, que enlazaba con otras series parecidas, como La hora de Bill Cosby o Los Problemas Crecen y que fue la última gran serie familiar de la época. Su humor era muy blanco, con chistes para toda la familia y con un target de 3 a 50 años, lo que la hizo tremendamente popular en la época.

Así que las legiones de Cuarentañeros que crecimos con esta serie nos alegramos cuando nos enterábamos que las hijas cogían el testigo en esta nueva temporada de Netflix.

Bueno pues ayer noche me vi los dos primeros episodios de la serie y la verdad es que me encontré con los mismos personajes, el mismo tipo de humor, la misma casa con escalera al fondo y la misma cancion pero esta vez cantada por   Carly Ray Jensen.

Precisamente esto, puede ser al mismo tiempo su principal defecto y la mayor de las virtudes. La virtud, es simple, es justo lo que recordábamos, es como si en vez de mas de 20 años desde que vimos el último episodio hubieran pasado algunos pocos meses. El factor nostalgia está ahí y se nota en exceso en el primer episodio que no es mas ni menos que un homenaje a la serie original con constantes guiños autoreferenciales, como que Michelle no esté porque está muy ocupada con su imperio de la moda en Nueva York ( razón que dieron las gemelas Olsen, para no aparecer en la serie ). O ese momentazo cocina en el que el tío Jesse dice, “hay que ver lo bien que nos conservamos” Porque las cosas como son, salvo algunos kilos de mas y algo mas de arrugas, todos están igual. Ademas se ve que la química entre los actores va mas allá de los guiones, se nota el ambiente familiar durante todo el episodio. Las nuevas incorporaciones infantiles pues eso, son niños con humor de niños muy en modo teleserie Disney.

Pero como hemos dicho esa virtud es su mayor problema y es que pasado el momento nostalgia del cuarentón, la serie en su segundo episodio esta un poco desfasada, su humor no es el humor actual, los temas tampoco y el público mucho menos. Los adolescentes y niños estos personajes les resultaran excesivamente infantiles y a los adultos las tramas, al menos de estos dos primeros episodios también. Y precisamente por aquí le están lloviendo todos los palos a Madres Forzosas.

Pero precisamente a todos los que están criticando en redes esta serie les digo… ¿que esperabais?¿Juego de tronos? Señores es una sitcon para todos los públicos, esto no es modern family ni lo pretende, es una serie hecha precisamente para conseguir clicks y suscripciones de gente entre 30 y 50 años que vieron la serie original en su infancia y quiere recuperar ese momento familiar con sus hijos. Es una serie treméndamente blanca (en todos los sentidos, incluso en el racial, de hecho se ríen de eso en el primer episodio) una serie para recordar una televisión que ya no existe, y un placer culpable, porque si bien se, que esta serie no me va a cambiar la vida, que su contenido es infantil e incluso por momentos ridiculo, es un entretenimiento perfecto para desconectar el cerebro sentado junto a tu hijo.

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Ya hemos visto los dos primeros episodios de Madres Forzosas.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *