survival zombie

survival zombie

V Festival de Cine Fantástico de Torremolinos: Día 2

Ellos Volvieron 1Ellos-Volvieron-2015a-dozen-summers (1)1440077925188_0570x0400_1440077944890

Lunes 2 de Noviembre de 2015

Por mucho que nos encontremos en plena carrera electoral, da vergüenza escuchar a algunos políticos decir que ya hemos superado la crisis, basta con asomarse al terreno baldío y desabastecido de lo cultural, sin duda el sector más azotado por el látigo del abandono institucional, para darnos cuenta de la realidad social en la que nos encontramos.

El Festival de Cine Fantástico de Torremolinos no puede escapar a dicha situación, la austeridad con la que Miguel Pedraza y sus chicos han de hacer frente al mismo, es tan digna de elogio para ellos, como ultrajante para los que desde fuera, contemplamos su gesta en solitario.

Es por eso que desde Fusion Freak, modesta publicación que siempre ha tenido una vocación casi de servicio público desinteresado, nos sentimos tan ligados a la causa de un certamen, que al menos puede seguir presumiendo de contar con un escenario tan majestuoso como es el Palacio de Congresos y Exposiciones de Torremolinos.

Hacia sus instalaciones encaminamos nuestros pasos, servidor y mis dos drugos de confianza, Samuel Béjar, colaborador habitual de la casa, y Antonio del Visso, el carruaje del pueblo, el trio calavera dispuesto a darlo todo en las dos sesiones a concurso que configuran el trabajo de este año, tras la elección como jurado ya anticipada en la crónica de la jornada anterior.

Tras una breve charla con Miguel, producida justo antes de las proyecciones, podemos adelantar en primicia, que todos aquellos que tengáis a bien acudir disfrazados el viernes 6 de noviembre a las 20:00, a la japonesa “Palm to the Sun”, uno de los platos fuertes del Festival, podréis entrar de forma gratuita. Como recomendación, y pensando meramente en la temática de la cinta, que apunta a bizarrada mayúscula, con un muñeco de trapo manejado por un titiritero como protagonista, ya estáis tardando en confeccionar los atuendos más originales que se os puedan ocurrir.

Como regalo habitual, asistimos previamente al cortometraje chileno “EL CAMPEÓN DE LA MUERTE”, de Juan Armesto, basado en el cuento homónimo de Enrique López Albujar, una historia fronteriza y polvorienta de venganza, que abraza una convincente estética de Western, con la cordillera andina de testigo, y presenta un personaje, conocido como “Wañuchi”, tan inquietante como cautivador.

 

LARGOMETRAJES A CONCURSO

 

ELLOS VOLVIERON

Tras desaparecer durante un breve lapso de tiempo cerca de un hospital abandonado, tres niños regresan a casa desnudos y con síntomas de haber sido gravemente vejados. Un investigador federal llega a la pequeña comunidad a la que pertenecen, con la intención de esclarecer los hechos, en un ambiente sumamente enrarecido, donde parecen aflorar extraños secretos del pasado.

Desde Argentina nos llega esta modesta película, escrita, producida, dirigida, fotografiada y musicalizada por Iván Noel, un realizador que indudablemente, pretende alcanzar esa codiciada etiqueta como autor, recurriendo para ello un estilo intimista y muy personal, desde el que poder exponer una serie de ideas, sin tener por ello que estar sometido al yugo de lo comercial.

Por desgracia, un exceso de vías argumentales, casi todas difusas, dejan como resultado un boceto torpe, que apunta sin concretar en varias direcciones, con unos diálogos banales y muy poco estimulantes, que como ocurre con los personajes, no alcanza a provocar una mínima empatía con un espectador, que en la mayoría de los casos, asiste aburrido al devenir de unos acontecimientos que le resultan más bien ajenos.

Si a esto añadimos el uso predominante de una mirada en exceso contemplativa, presta para apuntalar el tedio general, podemos concluir en que la cinta se configura más bien como un producto fallido, que acusa sobremanera una serie de defectos visuales muy pronunciados, donde el uso de una música y una fotografía minimalista, no ayudan en ningún caso al desarrollo narrativo, estropeando aún más si cabe el resultado final.

Intentando apuntar algo positivo, la numerosa parte infantil que conforma el elenco no lo hace del todo mal, y por momentos, recuerda ese clásico británico de los años 60 que era “El Pueblo de los Malditos”, de la que recoge ese gusto por la esencia de lo maligno, entendida como un ente con voluntad propia, capaz de absorber la identidad de su huésped, y al igual que en aquella, al tratarse de niños de corta edad, consigue intensificar un mejor acabado dramático de la obra.

Un destello que, por otra parte, resulta muy leve, y no sirve para mejorar el concepto de un film muy decepcionante, de esos que suelen engrosar de manera habitual la lista de los mejores Festivales, pero que igualmente, acaban en el cajón de los productos más tristemente olvidables.

 

A DOZEN SUMMERS

Este no es el clásico cuento moderno, cuando dos descaradas hermanas gemelas se apoderan de la película, desterrando al narrador, vamos a descubrir que la vida no es fácil cuando se tienen 12 años, cosa que tampoco es excusa, sobre todo cuando puedes alterar la realidad con toneladas de imaginación y mucho sentido del humor.

Presentada desde un formato juvenil, pero totalmente alejada de las formas de corrección habituales, el británico Kenton Hall ha perpetrado un trabajo arriesgado, que ante todo, intenta acercarse a la forma de pensar preadolescente, bajo un ambiente muy distendido, que sabe acomodar al espectador sin apenas excesos, lo cual resulta muy de agradecer.

En la búsqueda de palpar esa corriente de pensamiento, basada en tener una visión más amplia del futuro cercano, donde anticiparse de un modo fantasioso a sus acciones, Hall ha recurrido a su propia familia, convirtiendo la cinta en un asunto doméstico, en el que, al tiempo que escribe y dirige, se reserva el papel de padre, exponiendo a sus hijas, Hero y Scarlet, al protagonismo absoluto de la función.

Así, Maisie y Daisy, toman el control de una historia divertida, que recurre a las ensoñaciones de las chicas, como motor narrativo sobre el que adecuar a tan desenfadadas criaturas, entre algún que otro homenaje cinéfilo, y los asuntos propios de una edad tan deseada como compleja, en la que comienza a definirse la personalidad adulta del individuo.

Como gran hallazgo, se contempla el uso de un lenguaje agresivo, que en ningún momento esconde la realidad con la que los chicos hablan en la actualidad, y es justo en en ese punto, donde las Hall se engrandecen, en un mano a mano que contempla una serie de diálogos capaces de sonrojar a los más conservadores, y como mínimo, dejar boquiabiertos al resto de partícipes de sus aventuras.

Para terminar, y como mínimo reproche, lamentar que en conjunto todo resulte algo disfuncional, algo que tampoco resta méritos a un film pequeño, que sabe arreglárselas para culminar como una deseada bocanada de aire fresco, en lo que por otro lado, suele ser un tipo de cine yermo, encorsetado, y falto de originalidad.

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “V Festival de Cine Fantástico de Torremolinos: Día 2”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *