Reseña TOKYO GHOST 1 y 2, de Rick Remender y Sean Murphy (Norma Editorial, 2017)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

Islas de Los Ángeles, 2089: la humanidad es adicta a la tecnología. Una población de ociosos desempleados busca una placentera distracción para olvidar la contaminación tóxica y está dispuesta a robar y matar con tal de comprar su siguiente chute digital. Solo merece la pena vivir por el subidón virtual. Es la mayor industria, la única industria, la droga que todo el mundo necesita, y gánsteres la controlan. ¿Y a quién recurren esos gánsteres cuando necesitan que se ejecuten sus normas? A los alguaciles Led Mella y Debbie Declive. Este dúo está a punto de recibir un trabajo que les obligará a salir de la miseria familiar de Los Ángeles para acabar con el último país libre de tecnología de la Tierra: la nación jardín de Tokio.

Se nota que en esta ocasión Rick Remender ha querido ofrecernos una historia con alto contenido social obligando al lector a una lectura un poco más detenida y atenta. También pienso que más de una persona se va a ver reflejada en la figura de uno de sus protagonistas, al ser retratado como un auténtico yonki de la tecnología; en resumidas cuentas: no es una obra amable, a pesar de tener un aspecto externo de cómic de acción hiperviolento.

Creo sinceramente que la tecnología, como cualquier otra cosa, tiene aspectos positivos y negativos, todo depende de nosotros como la utilicemos. Os habla una persona que no tiene ni whatsApp pero me parece demasiado radical esa visión anti tecnológica que aquí se nos presenta, ya que no termino de creérmela del todo.

A partir del segundo tomo podemos comprobar cómo el amigo Remender estira todo lo posible el guión para poder llegar a la extensión de los dos volúmenes de los que consta la serie, y eso, lamentablemente, resiente el conjunto global. Me deja la sensación tras la lectura de que la propuesta no ha sido convenientemente explotada y que se podría haber contado de otra forma diferente.

¿Y qué decir del dibujo de Sean Murphy?

Sinceramente, es lo mejor del cómic sin lugar a dudas; dotado de una oscuridad y suciedad acorde a la narrativa del guión, presume de un estilo perfilado, efectista y repleto de vitalidad que lo caracteriza como uno de los mejores artistas del momento.

Y luego tenemos el color de Matt Hollingsworth, el cual se adapta siempre de la mejor forma posible a las sensaciones que nos quiere transmitir la historia.

Posiblemente si juntas en una cocktelera a Black Mirror, Un Mundo Feliz, Fahrenheit 451, 1984, Transmetropolitan y Blade Runner tendríamos, sin lugar a dudas, algo similar a este Tokyo Ghost: una obra nada complaciente con el lector y con un elenco de personajes a cual más extremo.

En resumidas cuentas, Tokyo Ghost me ha supuesto una ligera decepción ya que no he descubierto en sus páginas todo lo que esperaba encontrarme en una historia de estas características (mis expectativas eran demasiado altas y tal vez por eso no disfruté tanto la historia, no sé…), pero estoy seguro que a cualquier seguidor de Rick Remender le encantará esta fábula sci-fi con trasfondo social.

Etiquetas

You may also like...