Reseña La caja de botones de Gwendy, de Stephen King (SUMA, 2018)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

Existen tres vías para llegar a Castle View desde la ciudad de Castle Rock: por la carretera 117, por Pleasant Road y por las Escaleras de los Suicidios. Cada día del verano de 1974, Gwendy Peterson, de doce años de edad, toma el camino de las escaleras, que ascienden en zigzag por la ladera rocosa.

Pero un día, al llegar a lo alto,mientras recupera el aliento con la cara roja y las manos apoyadas sobre las rodillas, un desconocido la llama. Allí, en un banco a la sombra, se sienta un hombre con una chaqueta negra y un pequeño sombrero. Llegará un día en el que Gwendy sufra pesadillas con esesombrero…

Nuestro escritor preferido de Maine acaba de editar una nueva novela y aquí estamos para daros una opinión sobre la misma.

En este caso tenemos una historia urdida a cuatro manos junto a Richard Chizmar, autor que sinceramente no conocía de nada, pero que en cuanto pueda le voy a echar un vistazo a su obra.

Antes de nada, decir que no soy muy amigo de novelas escritas por dos autores diferentes…pero de vez en cuando hay que hacer una excepción.

La historia detrás de esta novela corta es que Stephen King había escrito la mitad y no tenía idea de cómo terminarla, así que le envió un email a su amigo Richard y le convenció para que el hiciera lo que quisiera con su historia.

Yo no catalogaría a esta historia dentro del género de terror, sería más un relato de aprendizaje con elementos sobrenaturales (me viene a la cabeza ahora mismo Joyland) donde aparecen un gran catálogo de típicos elementos de la adolescencia como son los amigos, los miedos e inseguridades que tod@s hemos sufrido (en algunos casos más que otros…).

La novelita juega de manera acertada con las inseguridades de una joven para proponerle llegar a su mayor deseo mientras un desconocido le deja la advertencia de la responsabilidad que eso puede conllevar, con lo que cualquier acontecimiento (para bien o para mal) en la vida de la joven será culpa del regalo envenenado en forma de caja que se le ofrece.

Aunque estemos hablando de un libro muy corto, el amigo King aprovecha la ocasión para salpicar la narración con pequeñas conexiones de anteriores novelas suyas (referencias sobre todo a la Torre Oscura y de un personaje secundario que aparece también en La Zona Muerta y Cujo…os animo a que lo descubráis por vosotros mismos).

Si es verdad que echo de menos un poco más de desarrollo de los personajes secundarios, ya que exceptuando a Gwendy, el resto de protagonistas están poco dibujados….pero igual ese fue el objetivo de los autores para centrar así la atención en un único personaje para que la acción se pudiera desarrollar sin demasiados trompicones.

La editorial SUMA ha sacado una cuidada edición en tapa dura, más pequeño que en otras ocasiones, y que viene con una serie de ilustraciones que ayudan a sumergirnos en lavida de Gwendy y en la ciudad de Castle Rock.

En definitiva: La caja de botones de Gwendy es una novelita entretenida que para algunos puede sonar a oportunidad desaprovechada, pero mi consejo es que os acerquéis a esta historia sin demasiada exigencia y tan sólo con el firme propósito de leer una historia adictiva y que se lee casi de una sentada.

Etiquetas

You may also like...