Reseña Gideon Falls 1. El granero negro, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino (Astiberri, 2019)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

Existe una leyenda que habla sobre un edificio sobrenatural que ha aparecido y desaparecido a lo largo de la historia, sembrando la muerte y la locura a su paso. Esta construcción es el granero negro, eje sobre el que gira la historia de Gideon Falls, una pequeña población rural ubicada en un punto indefinido del mapa y del tiempo. Unidas por este misterio, las vidas de un joven ermitaño, obsesionado con encontrar pistas en la basura, y un cura católico en decadencia, que encuentra su sitio en este pequeño pueblo de fuertes convicciones religiosas, se ven entrelazadas. Sin embargo, ninguno de los dos está preparado para lo que hay dentro del granero negro.

Lo primero que llama la atención de este cómic es el arte tan especial y virtuoso de Andrea Sorrentino, el cual nos transmite con cada una de sus viñetas el horror que quiere que veamos en la locura de nuestro protagonista provocado por unas muertes horribles; si a esto le unes al propio demonio conversando con otro de los personajes principales y una granja que aparece en distintos puntos del mundo trayendo la muerte y la locura a su paso y que siempre conlleva la desaparición de la gente que entra en su interior, no queda otra cosa que decir que al final del sexto número nos deja con ganas de saber mucho más.

Sorrentino es un auténtico Maestro de la composición. Son arriesgadas e imaginativas, y ya cuando nos muestra dobles páginas con múltiples perspectivas que atrapan la atención del lector en una atmósfera insana, es ya para quitarse el sombrero.

Hay algunas secuencias que sirven al dibujante italiano como lanzadera para experimentar con la narrativa, con resultados absolutamente espectaculares. Para deleitarse con cada página durante el tiempo que sea necesario.

Jeff Lemire nos muestra una historia sencilla de terror y misterio que poco a poco se va desarrollando. El guionista aprovecha para introducirnos ciertos temas como la enfermedad mental, los remordimientos, las segundas oportunidades o la fe, que casan a la perfección con el tono general de la obra.

Otra de las características de esta historia es que se desarrolla en dos ambientes muy diferenciados entre sí; Por un lado tenemos un escenario rural y otro más urbano. Ambos hilos argumentales están perfectamente bien descritos y acaban cruzándose en un final de arco que, literalmente, pone los pelos de punta.

Sencillamente, Gideon Falls se convierte por méritos propios como una de las grandes series de la editorial Image de los próximos años. Si te gusta el terror psicológico o, por el contrario, no crees que un cómic de terror pueda transmitir tanta locura y dolor con su arte y su historia, te animo a no perderte este tomo.

Astiberri nos trae esta maravillosa serie en un excelente tomo en cartoné con los seis primeros números de la serie americana con una calidad y reproducción del papel inmejorable. Como extras incluye portadas alternativas.

Etiquetas

You may also like...