Reseña El último sueño, de Guillem López (Minotauro, 2018)

Una reseña de FJ Arcos Serrano

En los barrios, en cada calle, se presiente la calma que antecede a la tormenta. Las bandas imponen su ley en cada distrito. Los Abandonados es una de ellas, la más insignificante, pero todo cambia cuando encuentran a Kemi, una esclava que huye de síndicos y sacerdotes con un secreto y la sombra de la muerte a cuestas. Unirse a su desesperada huida será la única manera para esos miserables pandilleros de dar con una salida, un futuro que nunca tuvieron en una ciudad que jamás los quiso y que ahora se hunde bajo sus pies descalzos.

Hablar de Guillem López es sinónimo de calidad. Autor de títulos tan rompedores como Challenger, Arañas de Marte o La polilla en la casa del humo, lo posicionan como uno de nuestros mejores escritores de ciencia ficción de los últimos años.

Hoy vengo a hablaros de su última novela, El último sueño, la cual ha supuesto una ligera decepción con respecto a sus obras anteriores…y me resulta difícil decir esto de un escritor al que tanto admiro, pero cuando algo no termina de convencer, hay que decirlo igualmente.

Aquí nos encontramos con la típica historia de una revolución que quieren provocar un elenco de bandas callejeras a cual más estrambótico. Tenemos también una idea que sobrevuela todo el texto y que no es otra que la de que a veces hay una posibilidad por la que merece la pena arriesgarse, aunque no sepamos si va a salir bien o va a salir mal.

Guillem López nos ofrece un catálogo de decadencia, miseria y dolor, todo ello inmerso en un mundo oscuro y terrorífico en el que la única luz la aportan las débiles esperanzas de todos aquellos “parias” de la sociedad (de hecho esta trama acontece en el escenario de La polilla en la casa del humo).

Las diferentes tramas que nos encontramos en estas páginas me resultan que no están trabajadas de la mejor manera posible, dando sensación de estar algo menos inspiradas que en otras ocasiones.

No me entendáis mal: tenemos retazos de esa escritura densa y esa visión del mundo desencantada y caótica que es marca de la casa y una atmósfera muy atractiva, pero en líneas generales tenemos una contenida y comedida historia de fantasía industrial evidente y poco sutil .

En definitiva: El último sueño me ha resultado una lectura bastante convencional. Creo que es un libro que gustará mucho más a quien no haya leído nada previo del autor que para los que lo llevamos siguiendo desde hace años. A pesar de lo expuesto anteriormente, es un libro que prácticamente se lee solo y que deparará un buen rato de lectura a quien se acerque a sus páginas.

Etiquetas

You may also like...