Reseña Daredevil: Born Again

 

Entre finales de los setenta y principios de los ochenta, Frank Miller dotó a Daredevil de una profundidad y crudeza que cambiarían al personaje para siempre. La serie se volvió mucho más oscura de lo que había sido hasta aquel momento, marcando una etapa que todos los fans de La Casa de las Ideas siguen recordando con cariño. Unos años más tarde, en 1986, Frank Miller volvía a la serie del abogado más famoso del mundo del cómic con la saga Born Again, esta vez sólo como guionista, pero contando con nada menos que David Mazzuchelli a los lápices, un equipo que dos años después volvería a dejarnos con la boca abierta con el archiconocido Batman: Año Uno.

descarga-73

En Born Again, Miller ignora los números de Daredevil que fueron saliendo los años después de que él dejara la serie (que a pesar de ser notables, no se acercaban al nivel de calidad que alcanzaron gracias a él), siendo una continuación directa de su propio trabajo. Nos encontramos con una Karen Page destrozada, que cortó con Matt Murdock e intentó convertirse en actriz, pero acabó enganchada a la heroína y protagonizando películas pornográficas. En un poderoso ataque de síndrome de abstinencia, Karen utiliza la información más valiosa que hay en su cerebro a cambio de una miserable dosis, le dice a su camello que Matt Murdock es Daredevil, una noticia que no tarda en llegar a oídos del peor enemigo del superhéroe, el temible Kingpin.

De otro villano se podría esperar que atacara directamente al protagonista, acabando rápidamente con su vida, pero Kingpin, que se caracteriza por una mente vil y retorcida, prefiere arrastrar el nombre de Matt Murdock por los suelos a lo largo de varios meses, extorsionando a un policía para que le acusen de haber cometido perjurio en un caso y que le retiren su licencia de abogado y cometiendo actos aún más terribles y directos. Durante meses vemos a nuestro protagonista caer en la más profunda de las depresiones, rozando la locura y sin tener nada a lo que agarrarse, sin saber quién está detrás de todo esto. Siendo un cómic en el que apenas vemos al héroe ponerse las mallas, te mantiene atrapado con cada giro argumental, cuando crees que Murdock no puede caer más bajo, vuelve a ser aplastado por un mundo más terrible que nunca, algo que pocas veces se puede ver en un cómic de superhéroes de forma tan prolongada.

2031912-detail__12_

Durante toda la obra, se suceden varios guiños que equiparan la caída del héroe a la pasión de Cristo, algo que no está fuera de lugar teniendo en cuenta la fé religiosa que caracteriza a nuestro abogado ciego a pesar de ser un héroe que se pasea por la Cocina del Infierno vestido de diablo cada noche. Este tipo de guiños suelen molestarme en otras obras por parecerme fuera de lugar, pero en Born Again están más que justificados y dotan a la historia de una profundidad aún mayor.

Born Again es fácil de encontrar en librerías especializadas ya que tuvo una reedicion publicada bajo el sello de Panini Cómics a unos 25 euros. La serie de Netflix de Daredevil está claramente inspirada en los números de Frank Miller previos a esta obra, eso hace que si has visto la serie puedes leer Born Again aunque nunca hayas leído un cómic de Daredevil, ya que los personajes principales aparte del protagonista son Karen Page, Foggy Nelson, Kingpin acompañado de su fiel lacayo Wesley e incluso algún personaje que no quiero desvelar pero que seguro que conoces por el universo cinematográfico de Marvel. Sinceramente, no me extrañaría que parte de la tercera o cuarta temporada de la serie de Netflix abarcara la saga que nos ocupa, crucemos los dedos para que así sea.

POR JOSÉ SORIANO

Etiquetas

You may also like...