supervivencia zombie
comprar disfraces carnaval

«Passengers»: Chris Pratt y Jennifer Lawrence se enamoran en el espacio

Permitidme comenzar con una reflexión personal. Me parece indecente lo que están haciendo con los tráilers a nivel mundial. Yo creo que deben ser un aliciente para que vayas al cine  y no se puede permitir que los mejores momentos de la película sean mostrados en esos avances. Passengers es un claro ejemplo, si veis el tráiler no vais a tener ninguna sorpresa narrativa y estaréis esperando muchas escenas.

002_passengers

Tras nueve años circulando por Hollywood, y con un aumento considerable de presupuesto, Passengers se estrenará el próximo 30 de diciembre en nuestro país. La historia del guión es curiosa: Jon Spaihts, que ahora goza de renombre gracias a su labor como guionista de Dr. Strange y Prometheus, escribió este guión en 2007 y la película, como muchas otras, entró en pre-producción. Incluso se filtró que los protagonistas iban a ser Keanu Reeves y Emily Blunt, que contaría con un presupuesto de 35 millones de dólares y que supondría el debut cinematográfico del televisivo Brian Kirk (Luther, Juego de Tronos, etc.). Pasaba el tiempo y la película no entraba en producción. Finalmente, parecía que había pasado al listado de proyectos fallidos de Hollywood. Cuando parecía que el proyecto no saldría a la luz, en 2014 la historia fue comprada por Sony Pictures y el proyecto empezó a tomar forma. Se anunció que la película sería protagonizada por dos estrellas mediáticas, Chris Pratt (Guardianes de la Galaxia) y Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre), además, sería dirigida por el prestigioso Morten Tyldum (Headhunters, The Imitation Game). También, se anunció que el presupuesto aumentaría a 110 millones de dólares de los cuales veinte serían para Jennifer Lawrence y doce para Chris Pratt.

005_passengers

Esta película recoge la estela de Gravity (2013), The Martian (2015) y, en menor medida, Interstellar (2015) mostrándonos una película enmarcada en el espacio profundo pero que cuenta una historia íntima y personal al centrarse en el cómo nos enfrentamos a la soledad en la inmensidad del espacio exterior. La soledad en la que vive nuestro protagonista se produce por el mal funcionamiento de su cápsula de hibernación durante un viaje de lujo a una nueva colonia. Este accidente hace que se despierte noventa años antes de lo previsto mientras el resto de los 5.000 viajeros sigue en un plácido sueño. El primer tercio de la película transcurre rápidamente contando la adaptación y la aceptación de la soledad. El protagonista, acompañado por los acordes desaforados y odiosos de “A little less convertation” de Elvis Presley versión Junkie XL, cuyo ausente talento está poblando la mayoría de las B.S.O., disfruta de todos los lujos del crucero: restaurantes de todo tipo, juegos virtuales o canchas de baloncesto. El descubrimiento de una “bella durmiente” hace que su mente planifique un plan que acabe con su soledad. Así el protagonista descubrirá en el segundo tercio de la película el amor, el drama y el consecuente desamor. Sirviendo la última parte para presentarnos un conflicto y su resolución por parte de los protagonistas.

004_passengers

Recientemente, he leído un magnífico cuento corto de Darío Vilas (autor de la novela Babujal) en el que planteaba acertadamente muchos de los errores de la película. Mientras Vilas planteaba los problemas que surgen en un pequeño grupo de exploradores abandonados en un planeta alejado de la órbita terrestre: la escasez de alimentos, la monotonía, el sexo como vía de escape, etc. Morten Tyldum, director de Passengers opta por una perspectiva más lúdica exponíendonos las virtudes de la soledad y de cómo el protagonista, tanto solo como acompañado, disfruta de las virtudes de un crucero de lujo, tiendas y restaurantes. Me sorprendió mucho que en el pase de prensa algunos compañeros disfrutasen con la hilaridad de la situación y estallasen en carcajadas ante una situación dramática. En mi opinión ese es el mayor error de la película: si se hubiera abandonado el innegable y necesario factor comercial hubiéramos disfrutado de una buena reflexión sobre la condición humana.

Además, Chris Pratt ha diferencia de otros náufragos cinematográficos, imposible no recordar a Tom Hanks, no sufre un deterioro físico ni psíquico sino que parece disfrutar de esta soledad impuesta y no sufre los cambios físicos producidos por una sobrealimentación y un incipiente alcoholismo.

003_passengers

La presencia de Jennifer Lawrence supone la representación cinematográfica de cualquier fantasía masculina y femenina. Por un lado, un hombre se enfrenta a la conquista de una belleza sin la oposición de otros “machos alfa” alrededor y, por otro lado, una mujer recibe el cortejo de un hombre que tiene a su disposición muchos elementos: joyas, ropa, restaurantes, vistas románticas del espacio. En todo caso, la actriz norteamericana logra un vehículo ideal y cómodo para su lucimiento. A lo largo del metraje la vemos deslumbrar, enamorar, sufrir, llorar, filosofar, etc. Además, sin cambiar el gesto ni conmovernos lo más mínimo.

001_passengers

El director, Morten Tyldum, abandona la crítica social y el thriller de Headhunters para narrarnos un film comercial que parece construído por y para Jennifer Lawrence. Vuelvo a repetir que la historia podría dar para muchas lecturas conformándose el director con una visión plana e insustancial. La película no parte de una idea original. Es innegable recordar Misión a Marte, Horizonte Final e incluso Pandorum, y se alimenta continuamente de referencias, por ejemplo: el camarero que supone la única sorpresa de la película está inspirado claramente en el camarero-confesor de Jack Nicholson en El resplandor. Incluso la presencia de Lawrence Fishburne nos remite a dichos films creando una extraña sensación de déjà vu.

Lo que yo echo en falta es una concepción madura de la historia, creo que no es un planteamiento erróneo pero autores como, por poner ejemplos de la reciente ciencia ficción española, Darío Vilas, Guillem López o David Luna hubieran matizado la historia y la hubieran teñido con unos planteamientos interesantes.

Un futuro no muy lejano. La humanidad se ha visto obligada a salir en busca de nuevos planetas que colonizar. Este viaje supone un largo recorrido por el espacio con una duración de 120 años. Tras muchas negociaciones, los altos mandos de la Tierra deciden enviar a un grupo de 5.000 pasajeros a una lejana colonia, en un estado de sueño inducido dentro de una nave espacial.

Los problemas empiezan cuando, debido a una avería en las cámaras de sueño, este mal funcionamiento provoca que un pasajero despierte de su hibernación 60 años antes de llegar a su destino. Desesperado al comprobar que su proceso de criogenización ha fallado, Jim Preston (Chris Pratt), un joven mecánico, comienza a dar vueltas ante la perspectiva de envejecer y morir absolutamente solo. Pero más adelante descubre que no es así, pues se topa de pronto con una mujer, Aurora Lane (Jennifer Lawrence), una escritora de Nueva York que tiene como objetivo viajar por el espacio para después publicar la experiencia en un periódico.

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “«Passengers»: Chris Pratt y Jennifer Lawrence se enamoran en el espacio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *