survival zombie

 

survival zombie

room escape

Kirk Douglas cumple 100 años.

Ocupamos el espacio natural del obituario, para celebrar los 100 años en vida del último representante del Hollywood Dorado, el Señor Issur Danielovitch (09/12/1916), hijo de un humilde trapero judío, llegado de Rusia, que decidió ser actor, y cambió su nombre a Kirk Douglas, seguramente para alcanzar una mejor aceptación entre un público, que no tardó demasiado en contagiarse con su particular estilo agresivo, dotado de una energía que traspasaba la pantalla.

Transitando del glorioso blanco y negro al color, a Douglas le contempla una carrera apabullante, plagada de maestros de la dirección que reclamaron su presencia, de Billy Wilder,a Howard Hawks, pasando por Joseph Leo Mankiewicz, John Huston, William Wyler, Stanley Kubrick, Elia Kazan, e incluso, en una época más reciente, el gran Brian De Palma.

Precisamente, a las órdenes de Kubrick, obtuvo sus imágenes más icónicas, tras colaborar en dos obras magnas de la talla de Senderos de Gloria (1957), feroz alegato antibelicista, ambientado en la I Guerra Mundial, que estuvo durante años prohibido en Francia, por su particular retrato de los oficiales galos, entre los que se encuentra un Kirk Douglas luchador y comprometido.

En 1960, Espartaco volvió a juntar al actor, portando la vestimenta y las formas del esclavo que se rebeló ante el poder del Imperio Romano, y al realizador, en un ejercicio de calidad que elevó el Peplum a categoría de Arte, gracias a la fusión entre el excelente guión de Dalton Trumbo, un reparto de lujo, y la visión épica de Kubrick, que introdujo el concepto batalla en el subconsciente colectivo, en un efecto que se mantiene intacto desde el momento de su estreno.

Como curiosidad, recientemente casi tiene que enterrar a su hijo Michael, aquejado de un cáncer, también actor, y de los buenos, aunque no a la altura del carisma de su padre, uno de esos titanes del celuloide, capaz de ejercer con éxito en una infinidad de registros, que contemplan roles tan dispares como el de pistolero tuberculoso, líder vikingo, loco del pelo rojo, o simple anciano venerable, todos interpretados con sobradas dosis de carisma.

Kirk Douglas cumple hoy 100 años, y entre el deseo de gritarle ¡Yo soy Espartaco!, y la seguridad de lo poco que importa ya que este entre nosotros o no, sencillamente porque hace décadas que se convirtió en leyenda, de esas que no mueren nunca, solo resta decirle, ¡Feliz Cumpleaños Maestro!.

 

imageimage

 

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Kirk Douglas cumple 100 años.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *