GIANT, de Mikael (Norma Editorial, 2019). Una reseña de FJ Arcos Serrano

Nueva York, 1932. Hacerse pasar por otro hombre tiene un precio. El de la verdad. La verdad que, tarde o temprano, siempre terminará por atraparte…


En la Nueva York de la Gran Depresión, inmigrantes provenientes de todas partes del globo se juegan la vida en la construcción del mítico Rockefeller Center. Giant, un silencioso y taciturno irlandés, es uno más de los incontables trabajadores anónimos que contribuyeron a dar forma a la Gran Manzana. Pero, a diferencia de los demás, este enigmático coloso parece más interesado en huir de su pasado que en labrarse un futuro.

El autor franco-canadiense Mikaël irrumpe con fuerza en el mercado español con este retrato del Nueva York de la Gran Depresión que para servidor ha supuesto una de las mejores lecturas de lo que llevamos de año.
El estilo del autor es lo que más sobresale al abrir el tomo por cualquiera de sus páginas. En su grafismo podemos encontrar retazos de Loisel y de Sean Murphy, sobre todo en la manera que tiene de reproducir los rostros de los personajes. El color también es muy destacable, tirando de colores muy apagados en la mayoría de las viñetas que casa a la perfección con el tono general de la obra.


Me ha gustado mucho como Mikaël utiliza como recurso narrativo una voz en off que proviene de un programa de radio popular para ir introduciéndonos cada vez más y más en el contexto de la ciudad de Nueva York de los años 30. Además utiliza las cartas que se cruzan nuestros protagonistas para crear un hilo narrativo que potencia la ambientación que nos quiere transmitir el autor. Todo esto no sería posible sin una excelente ambientación que nos hace introducirnos sin esfuerzo en los combates cotidianos de estos obreros que fueron castigados por un entorno precario y hostil en todas y cada una de sus dimensiones.


La edición que nos trae Norma recoge los dos álbumes que conforman la historia en un sólo integral con la gran calidad que les caracteriza en este tipo de producto: encuadernado en tapa dura, papel de altísima calidad, con numerosos bocetos e ilustraciones adicionales…todo ello a gran tamaño formato BD que luce de maravilla en la estantería. Esperemos que Norma pueda traernos en breve más obras de este autor porque realmente es de esos artistas que hay que seguirle la pista muy de cerca.


En definitiva: este Giant nos presenta a unos personajes sólidos de tono intimista y una narrativa fluida que supone una lección de vida y de humanidad para toda aquella persona que se quiera acercar a esta universal historia que, inevitablemente, deja poso en el lector.

You may also like...