Crítica Transformers, el último caballero

En la época estival, muchas películas de acción se dan de palos para convertirse en el blockbuster de la temporada (Hola Woder Woman y Spiderman), pero uno de los directores afincados en este tipo de superproducciones quiere tener su pedazo del pastel. Es por ello que Michael Bay vuelve a la carga con la franquicia de Hasbro liderada por el todopoderoso Optimus Prime.

Para poder contar un poco que es lo que nos presenta esta quinta entrega, hay que remontarse a lo hechos ocurridos en Transformers: La era de la extinción. Optimus Prime está de camino a su planeta para reencontrarse con su creador y Megatron haciéndose cada vez más fuerte. Mientras tanto en la Tierra, tras la última batalla entre Decepticons, Autobots, militares americanos y Stanley Tucci y Mark wahlberg, se ha creado una nueva unidad militar, los TRF, encargados de dar caza a cualquier Transformer o simpatizante, como el inventor Cade Yeaguer, que junto al resto de Autobots supervivientes, permanecen escondidos para seguir salvando a todos aquellos Transformers que luchen a favor de la humanidad. En una de sus salvamentos, Cade se encuentra con un Transformer del cual se desconoce su procedencia.

La lucha entre Decepticons, Autobots y humanos es una batalla sin fin, o eso es lo que Michael Bay pretende, ya que cada nueva secuela que saca de esta franquicia, más difícil se le hace contar una historia digna de este enfrentamiento. Transformers: El último caballero, parte de una de las historias más míticas de la literatura (y hasta aquí puedo leer), y en el momento de desarrollarla, el espectador se encuentra con una trama completamente incomprensible. Los guionistas Art Marcum, Matt Holloway y Ken Nolan son los encargados de presentar una historia enmarañada, mezclada con las escenas de acción made in Bay, que al final se cierra con un: “Todo encaaaajaaaaa”.

Con una duración de 2 horas y media, a estas alturas estoy más que acostumbrada a permaneces en el sitio, pero cuando la película llevaba solo una hora, estaba tan exhausta y perdida que sólo me quería ir. Menos mal que algunas escenas de acción, sobre todo la primera y la última, hacen que la tensión se mantenga y dejan un buen sabor de boca, pero que una película funcione con tan solo la lucha, es imposible (o poco probable). A todo esto hay que añadirle el tema de los desahogos cómicos y chascarrillos varios, muy efectivos dentro de la filmografía de Bay, pero que en esta película se pasan de rosca e hicieron que mis niveles de vergüenza ajena se elevaran (esto va sobre todo por el momento presentación WWE).

En cuanto al elenco de actores, poco que decir. A “Marky” Mark Wahlberg le acompaña Anthony Hopkins, Laura Haddok (Guardianes de la Galaxia), una desconocida Isabela Moner (cuando algo no funciona, mejor meter niños9, y antiguos compañeros de la franquicia como Josh Duhamel.

Deberías ver el film si:

  • Le perdonas todo a Michael Bay.
  • Crees que Optimus Prime es el p… amo.
  • Quieres saber si Anthony Hopkins sigue con su política de aceptar todo papel que se le presente.
  • Tienes tanto calor que lo único que deseas son 2 horas y media de aire acondicionado sin andar por un centro comercial.

ELENA OTEO

Etiquetas

You may also like...