survival zombie
room escape

Crítica: Los miércoles no existen

Por Francisco J. Tejeda White. @Furanu

Título original: Los miércoles no existen

Estreno en España:  16 de octubre de 2015

Duración: 130 min.

País: España.

Director: Peris Romano

Guión: Peris Romano

Fotografía: Jon D. Domínguez

Reparto principal: Gorka Otxoa, William Miller, Alexandra Jiménez, Inma Cuesta, Eduardo Noriega,  Andrea Duro, María León

Producción: José Frade Producciones Cinematográficas

Distribución: eOne films

Género: Comedia romántica, Musical

Web oficial: http://es.eonefilms.com/films/los-miercoles-no-existen

Sinopsis

Patricia (María León) sale con César (Gorka Otxoa), pero él no ha podido olvidar a Mara (Inma Cuesta), su novia de toda la vida, que le dejó justo después de pedirle que se casara con él. Hace ya unos meses de esto pero aún no se ha recuperado.

Su mejor amigo, Hugo (William Miller), está decidido a animarlo y una noche de fiesta conocen a Paula (Andrea Duro), la hermana pequeña de Irene (Alexandra Jiménez), un antiguo ligue de Hugo y la mujer de Pablo (Eduardo Noriega). Acabaron juntos tras la despedida de soltera de ella y nunca más han vuelto a verse. A Pablo le han despedido. Lo mejor del día ha sido sin duda que ha conocido a Mara y han intercambiado teléfonos. Podría ser el comienzo de algo,  si no fuera porque Pablo ya está casado con Irene…

Crítica

Una comedia coral con coros y muchas tablas.

Al igual que su homónima teatral, comparte padre. Está dirigida y escrita por Peris Romano y eso se nota hasta en la música ya que viene interpretada por los mismos músicos que la ejecutan en el teatro.

Esta obra a día de hoy aún se representa en Madrid, lleva unas cuantas temporadas y tiene fama de ser una buenísima comedia. No he visto la representación teatral pero el film, a mi gusto, es algo extenso para la desproporción entre discusiones de pareja y situaciones cómicas que tiene. Hay un exceso de parloteo sentimental y amoroso. Eso sí, toda la maraña de situaciones transcurre de manera muy natural y creíble, un texto muy bien presentado.

También cruzan del teatro al celuloide William Miller y Gorka Otxoa. Ambos participan en la versión escénica y son de lo mejor de la película. El de Donosti, con su personaje angustiado hace reír bastante, pero es sin duda el actor inglés el que más va a dar que hablar de los dos. Por su gracia, por su fluidez y por sus cambios de actitud ante la cámara se llevará al público de calle. Interpreta a una especie de Barney Stinson  español con “chócala” incluido, tiene sus propios leitmotivs. Realiza igualmente una buena actuación Noriega, interpretando a uno de los mujeriegos de la cinta y demostrando que no hay que llorar con un mar de lágrimas para mostrar la tragicomedia de la vida.

Por su parte a las chicas parece que les ha tocado libreto menos gracioso. Destacan más por su voz, cantando. La mejor voz la de Inma Cuesta, a la que me habría gustado ver en situaciones más hilarantes. Estoy cansado de verla triste o enfadada, sin embargo destaca imponiendo su carácter interpretativo. La peor la de María León que hace una aparición muy breve. Inadvertida Alexandra Jiménez cantando, pero no actuando.

Una historia que podría tratar perfectamente sobre la teoría de los seis grados de separación de Frigyes Karinthy. Muchos personajes que parecen inconexos pero que están conectados los unos a los otros por unas pocas personas y por unos acontecimientos que parecen insignificantes. Es más una dramamédia romántica que comedia romántica. Personalmente, no es mi género, me cuesta digerir tanta duración para una película de estas características, pero sin duda a muchos de vosotros os gustará.

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Crítica: Los miércoles no existen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *