Crítica: Lejos del mar

Por Francisco J. Tejeda White. @Furanu

Título original: Lejos del mar

Estreno en España: febrero de 2016

Duración: 105 min.

País: España

Director: Imanol Uribe

Guión: Daniel Cebrián, Imanol Uribe

Música: Javier Rubial

Reparto principal: Elena Anaya, Eduard Fernández, José Luis García Pérez, Ignacio Mateos, Juan Motilla, Olivia Delcán, Susi Sánchez, Manuel Tallafé

Producción: Suroeste Films, Maestranza Films

Distribución: Contenidos Audiovisuales S.L.

Género: Drama

Web oficial: http://lejosdelmar.com/

Sinopsis

Lejos del Mar narra la historia de Santi, un hombre que sale de la cárcel y viaja al sur para visitar a Emilio, su antiguo compañero de celda el cual está enfermo. La casualidad hace que tropiece con Marina, la doctora que atiende a su amigo, con quien Santi tuvo un encuentro terrible hace muchos años y que ha marcado desde entonces la vida de ambos. Este reencuentro les hará enfrentarse a su pasado.

Crítica

Una improbable historia de instantes 

Atrevida, controvertida. Vuelve a sacar a la palestra un tema algo olvidado en nuestros noticiarios como lo es la doctrina Parot. No sé si Uribe jugó al despiste cuando prometió no volver a habla de ETA para poder dar la sorpresa con esta película, pero a un servidor, que no se había visto ningún tráiler, se la ha dado.

La sinopsis, aunque en principio puede parecer sencilla, simple o vacía gana interés con un extraño cruce de miradas que se extrapola en la encrucijada de dos vidas truncadas. Poco a poco la historia se vuelve más cautivadora, rocambolesca y elaborada gracias a un sorprendente giro de los acontecimientos que debo aplaudir, porque me ha sorprendido. Pero tras este cambio, la historia se vuelve surrealista, más o menos a mitad de la película se pierde el sentido y la originalidad, cayendo en uno de los clichés del cine español. Dota de unos sentimientos y plantea unas situaciones para los personajes que no tienen nada que ver con sus reacciones posteriores. Una serie de contradicciones ilógicas, carentes de significado ya que son los mismos protagonistas los no las respaldan más a delante. La resolución de la historia es sencilla y no me cabe en la cabeza otra salida para arreglar esta narración.

Pero si hablamos de las interpretaciones debemos remarcar que el énfasis de la historia se centra en determinados instantes vividos por los protagonistas. Hay momentos esenciales que marcan puntos de inflexión y es ahí donde despunta más Elena Anaya. Intensa e inolvidable su última escena con Susi Sánchez. Y Eduard Fernandez nos va desgranando el pasado de su exiliado terrorista, dejándose llevar por el personaje de Marina, a la deriva como si estuviese a bordo de una barca sin remos en el mar, aportando sus característicos matices.

Lejos del mar es una improbable historia, la cual, nos obliga a pensar lo irónica y fatídica que puede llegar a ser la vida. Resulta inevitable salir de la sala sin cavilar en lo que debe suceder con aquellos que viven atrapados en torno a la polémica encrucijada entre el olvido y el perdón.

Etiquetas

You may also like...