Crítica: La playa de los ahogados

Por Francisco J. Tejeda White. @Furanu

Título original: La playa de los ahogados

Estreno en España: 9 de octubre de 2015

Duración: 96 min.

País: España

Director: Gerardo Herrero

Guión: Domingo Villar, Felipe Vega

Música: Lucio Godoy

Fotografía: Alfredo Mayo

Reparto principal: Carmelo Gómez, Antonio Garrido, Tamar Novas, Celso Bugallo, Celia Freijeiro,Marta Larralde, Luis Zahera, Carlos Blanco, Pedro Alonso, Fernando Morán

Producción: Tornasol Films, Foresta Films, Milou Films

Distribución: La Portería de Jorge Juan

Género: Thriller, Intriga

Web oficial: http://www.tornasolfilms.com/estrenos/la-playa-de-los-ahogados

Sinopsis

Una mañana, el cadáver de un marinero es arrastrado por la marea hasta la orilla. Si no tuviese las manos atadas, Justo Castelo sería otro de los hijos del mar que encontró su tumba entre las aguas mientras faenaba. Pero el océano nunca ha necesitado amarras para matar. Sin testigos ni rastro de la embarcación del fallecido, el inspector Leo Caldas se sumergirá en el ambiente marinero del pueblo, tratando de esclarecer el crimen entre hombres y mujeres que se resisten a desvelar sus sospechas y que, cuando se decidan a hablar, apuntarán en una dirección inesperada. 

Crítica

 Inmersión en trama truculenta con sabor a resaca marina.

Carmelo Gómez y Antonio Garrido forman un tándem cinematográfico ideal. Como pareja policíaca realizan una tentativa de “poli bueno poli malo” con tintes de comedia y dramatismo, pero que acaba siendo más un “agente calmado agente con nervio”. Muy bueno el actor leonés en el papel del inspector Caldas, el cual no pierde nunca la compostura sea cual sea el estado de su investigación. El que ha hecho honor a su tierra es Luiz Zahera, gallego hasta la médula y hasta el celuloide, en su papel como pescador y superviviente de naufragio, admirable.

La playa de los ahogados es una historia de callejones sin salida, de acertijos por resolver, de esos que el espectador quiere descifrar por si mismo antes que los protagonistas. El argumento podría formar parte perfectamente de una de las trilladas series policíacas que tanto se emiten en televisión pero, por suerte, podemos degustar de esta historia sin la necesidad del ruido y los flashes de las escenas de acción que siempre se exigen sin causa alguna. Si a esto le sumamos el carácter ambiguo de la gente gallega, la pesca, el mar del norte… toda la ambientación tan lograda de la película obtenemos un thriller tan novelesco como el texto original.

En la vida real no siempre hay persecuciones, explosiones ni disparos; pero lo que sí que hay son entramadas historias y relatos atroces. Eso debió pensar Gerardo Herrero al llevar a la gran pantalla la novela de Domingo Villar. Uno agradece poder ver de vez en cuando películas con tramas cuidadas, de medida duración y con personajes trabajados. Pero también tiene sus pequeños fallos de doblaje o de ritmo.

Sin grandes pretensiones y partiendo de la buena base que fue la obra escrita, La playa de los ahogados puede dejar buena huella entre los espectadores que estén bien informados de lo que van a ver.

You may also like...