Crítica: Jurassic World: El Reino Caido, un bonito papel de regalo para una caja vacia

La secuela del éxito de taquilla Jurassic World prometía mucho, un gran presupuesto, la repetición de los protagonistas de la primera parte, un director solvente, el español Juan Antonio Bayona y bueno… Dinosaurios. Al parecer los productores estaban tan complacidos con toda la producción que se les olvido poner mas atención en algo imprescindible para que una película sea interesante, un guión no ya bueno, sino simplemente decente. Y es que tras ver El Reino Caído, la sensación de estar viendo un producto sin alma a millones de kilómetros de la entretenida historia de la primera parte no me ha dejado en ningún momento, una ausencia de guión que ni las buenas artes de Bayona han conseguido solventar.

Nos ponemos en situación, han pasado varios años tras los sucesos de isla nublar,(como en el mundo perdido) un volcán amenaza la vida de los animales y de ese paraíso lo que ha creado una división en la gente entre los que quieren que los animales mueran o los que quieren preservarlos en un habitat natural (como en el mundo perdido), asi que un exsocio de Hammond pone en marcha una expedición para salvarlos (como en el mundo perdido) y desplaza hasta la isla a los protagonistas de la primera entrega (como en el mundo perdido) y allí se encuentran con un cazador y un grupo de mercenarios (como en el mundo perdido) para mas tarde continuar la aventura en el continente ( como en el mundo perdido). No se si os habéis dado cuenta pero la película se parece bastante a la secuela de Parque Jurásico que dirigió el propio Spielberg, con una diferencia, la parte de la isla en el original era muy interesante y homenajeaba a multitud de películas de aventuras clásicas y en esta ocasión se la ventilan en 20 minutos para llevarnos a una puñetera casa encantada en la que se han sustituido los fantasmas por un nuevo dinosaurio híbrido.

Y este es uno de los principales problemas, una casa jamas nos enseñara como nos gustaría a lo que hemos ido a ver al cine, Dinosaurios haciendo cosas de Dinosaurios y ademas la trama para llevarnos hasta la casa está tan cogida por los pelos, con un villano digno de una película de bond de los sesenta y una escena de subasta con los típicos señores malos con dinero que es verdaderamente sonrojante. Esto le unimos una niña (porque en todas las películas de Jurassic Park tiene que haber un niño repelente) que si la sacamos de la película, la trama no se ve afectada lo mas mínimo.

Al menos todo este desastre argumental se ve medio corregido por la genial fotografia de Oscar Faura y la mas que decente dirección de Bayona que ha hecho lo que ha podido con semejante basura de historia.

En general, una nueva decepción Jurásica, pero bueno de cinco películas solo dos han sido malas, hay sagas mucho peores que ahí siguen, y es una pena ya que precisamente lo que nos gustó de la anterior fue el parque en sí mismo y por lo que nos han mostrado en esta cinta, de haber una tercera, volveremos a los rollos empresariales etc…

Nota 4.5 sobre 10

 

You may also like...