Critica: El Mundo es Suyo, los compadres han vuelto con mas ganas de gambas que nunca

Alberto Lopez y Alfonso Sanchez los nombres tras mundoficción producciones ya demostraron hace seis años que era posible llevar a unos personajes de Youtube a la gran pantalla y no morir en el intento, se trataba de esos perdedores de barrio llamados El culebra y el Cabesa, protagonistas de esa maravilla que es El Mundo es Nuestro. Una película que en su final ya adelantaba la salida de la “segunda parte” el mundo es suyo, película que ha tardado mucho en salir. Aunque en ese tiempo estos dos creadores andaluces se han hecho treméndamente populares gracias Ocho apellidos vascos y a la serie Allí abajo lo que ha permitido la vuelta de dos de sus personajes mas “queridos” y ponemos queridos entre comillas porque las cosas como son, estos Fali y Rafi, señoritos sevillanos, son dos malas personas que mejor tener alejadas de la vida de uno.

La historia como en su anterior película acompaña a los personajes en un solo día de su vida, y si en la anterior vimos un atraco en el que todo lo que podía salir mal, salia mal… en esta ocasión todo sucede por una frase que muchos hemos escuchado y que nunca acaba bien… “Nos tomamos una y nos vamos para casa”. Y es que los personajes tienen cada uno una misión, por un lado tenemos a Fali cuyo objetivo es llevar el traje de comunión de su hijo a la finca de su millonario suegro, y por el otro a Rafi, que tiene 24 horas para devolver a un mafioso ruso 60.000 euros. Durante las hora y media larga que dura la película vemos como esa cervecita se convierte en persecuciones con los rusos, redadas en las tres mil viviendas, sexo independentista catalán y una cantidad ingente de chistes políticamente incorrectos que probablemente podrán ofender a toda minoría habida en el mundo.

La capacidad de estos dos actores para la comedia es indudable, a lo que añadimos unos dialogos magistrales, un ritmo alocado y enloquecido, gags tanto verbales como físicos y todo un ABC de lo que ha de ser una comedia. Y es que El mundo es Suyo es justo eso, una constante carcajada a ritmo de pasodoble y Julio Iglesias acompañada de la esperanza Macarena y ciertas sustancias estupefacientes. Por cierto una vez mas tenemos reportera contándolo todo en directo para la televisión y casi todos los personajes de la primera película vuelven en esta segunda, buscarlos porque están ahí.

You may also like...