Critica: Deadpool 2, bromas, risas y una historia muy simple.

El pasado viernes estuve en el cine viendo el estreno de Deadpool 2 la secuela de la cinta que lo peto mucho en 2016 convirtiendose en el mayor éxito en una película para mayores de 18 años. Esto nos dejaba claro que la secuela vendría mas pronto que tarde y mucho mas cuando en los créditos ya nos anunciaban que la veríamos y que en ella saldría Cable, digamos que Deadpool es especialista en hacerse autospoilers.

El éxito de la primera cinta radicaba en varias cosas, el carisma de su protagonista, el humor gamberro, el montaje y dirección sin dejar nada de respiro al expectorar y sobre todo la sangre y la mutilación, algo a lo que no estamos acostumbrados a ver en una adaptación de cómic de superheroe. Y esta secuela dirigida por David Leitch ha tirado por este camino que tan bien funcionó en la primera entrega y por las risas que escuchamos en el cine y las mías propias, creemos que el tono lo ha pillado, a ello le añadimos mejores efectos especiales ya que el presupuesto ha crecido, no mucho, pero ha crecido, unos nuevos personajes que nos han conquistado y a un Ryan Reynolds que no sabemos donde acaba el y empieza Deadpool y viceversa, todo ello a ritmo de Celine Dion y sin embargo… es peor película que la primera.

Y no os confundáis, no es mala, de hecho está muy bien, las escenas de acción son impactantes y te ríes un montón, pero a la película le falta algo, y ese algo es una buena historia. Porque teniendo a Cable e introduciendo a Dómino, el tener una historia tan simple, y tan chorra desluce bastante la película. A lo que le añadimos que el numero de chistes referenciales de cómic por minutos puede llegar a ser excesivo y que tanto humor gamberro en modo Jack Ass puede sacar de la película a cualquier espectador mayor de 25 años. Por suerte todos se han dado cuenta de esto y la película gana mucho al no estar centrada como la primera en el único personaje de Deadpool, porque sin duda lo mejor de la cinta son sus secundarios.

Empezamos por Coloso, que vuelve a ser un personaje digital que canta por soleares y que no disimulan lo mas mínimo. Es lo que hay de hecho hacen bromas sobre las peleas entre personajes digitales, sin embargo cada vez me gusta mas este personaje. La pareja Negasonica y Yukio podría haber sido mejor explotada aunque todo indica que nos han dejado lo mejor de estos personajes para la tercera entrega, pero sin dudarlo Dómino interpretada por Zazie Beetz se come la película en cada ocasión que interviene. Queremos ver mas de ella en XForce que es como se llamará la secuela. Pero claro todo dependía de que el villano funcionara, y el Cable de Josh Brolin lo hace a la perfección, cañero, bestia y sobre todo imponente como la maquina de matar que es, un acierto de casting.

En definitiva una digna secuela que falla en lo fundamental, contarnos una historia decente, pero que gracias al carisma del personaje y el actor y sobre todo a unas escenas postcreditos espectaculares, supera con nota la prueba que era esta película.

Le daremos un 7.2

 

You may also like...