survival zombie
room escape

Crítica: Cautivos

Por Francisco J. Tejeda White. @Furanu

Título original: The Captive

Estreno en España:  15 de mayo de 2015

Duración: 112 min.

País: Canadá

Director: Atom Egoyan

Guión: Atom Egoyan y David Fraser

Música: Michael Danna

Fotografía: Paul Sarossy

Reparto principal:  Ryan Reinolds, Rosario Dawson, Kevin Durand, Mireille Enos

Producción: EOne Entertaintment, Ego Film Arts, The Film Farm

Distribución: Good Films

Género: Thriller

Sinopsis

Ocho años después de la desaparición de Cassandra, algunos indicios perturbadores parecen indicar que aún está viva. Sus padres y los policías encargados del caso intentan descubrir el misterio de su desaparición antes de que sea demasiado tarde.

Crítica

Un crono-caos que nos secuestra. Cautivos trata el delicado tema de los abusos infantiles y la pornografía en internet pero sin la necesidad de ser explícitos. Se agradece este toque elegante de manejar una cuestión que en manos de otro equipo cinematográfico habría sido explotado con el fin de conseguir la audiencia fácil y morbosa. El principio de la película asusta con tanto salto en el tiempo, pero con el montaje que han llevado a cabo resulta muy fácil de seguir. Aunque si uno presta atención puede resultar previsible la trama, el verdadero gusto de la película es ver cómo cada acierto y error aproxima más al desesperado padre hacia el desenlace.

El contraste de las heladas localizaciones con el ardor sentimental de los personajes crea un ambiente de tensión que mantiene una expectación difícil de conseguir. Con la única pega de su banda sonora, la cual desentona en ocasiones haciendo un poco pesada de llevar la película.

Brillante el villano perturbado que interpreta Kevin Durand, muy lejos cariz de sus otras interpretaciones, las cuales siempre han agradado. Está logrando hacerse con un hueco entre los actores exitosos por su talento real. Por otro lado la estrella del reparto, Ryan Reynolds, cuya carrera parecía que iba a girar dentro del mundo del comic, demuestra una vez más que puede aparecer dentro de cualquier registro, y no solo eso, si no convencer de sus habilidades interpretativas. Lo suyo no son solo los papeles burlescos y lo bizarro, esto está más que claro tras ver esta película, por si no quedó claro después de Buried (enterrado). Mucho más desapercibida pasa Mireille Enos, cuyo papel queda eclipsado por la actuación de Rosario Dawson. Por último, y por no pasar por alto a ninguno de los protagonistas, habría que mencionar a Scott Speedman, al cual no había visto desde Underwolrd y me ha dejado bastante satisfecho.

Puntuación: 7/10

Nivel de frikismo: 0/10

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Crítica: Cautivos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *