supervivencia zombie
survival zombie
survival zombie

Critica a “Silencio”, el regreso de Scorsese más espiritual.

La historia del catolicismo en el Séptimo Arte, desde un punto de vista crítico, siempre ha sido un tema más bien tabú, algo de lo que Martin Scorsese sabe mucho, tras haber sido excomulgado por El Vaticano en 1989, a raíz del inminente estreno ese año de la magnífica “La Última Tentación de Cristo”, film que curiosamente, muchos prejuzgaron sin tan siquiera haber visto, escenificando uno de esos males endémicos habituales que debe soportar nuestro querido planeta cine.

Ideada como un viaje absoluto hacia la redención, aspecto que por ende, inunda todas las facetas de la producción, el veterano realizador neoyorkino se centra en la historia real de unos jesuitas portugueses embarcados desde Macao a Japón en el Siglo XVII, para encontrar a su mentor, que al parecer a renunciado a su fe, en un país hostil, que recibe a los sacerdotes de forma extremadamente violenta.

En un concepto global, el film se proyecta como un descenso a los infiernos en el corazón de las tinieblas, más que como una verdadera cruzada católica, que poco recuerda a “La Misión” (1986), salvo por la presencia en el plano secundario del actor Liam Neeson, “Silencio” envuelve sus dilemas en la niebla, a través de una primorosa puesta en escena, que se apoya en el brillante trabajo de fotografía de Rodrigo Prieto, y en el pulso firme de Dante Ferretti en el diseño de producción, un primoroso artesano de la vieja escuela, que ya ha colaborado exitosamente con el realizador en el pasado, y que para la ocasión, incluso se atreve con el vestuario, completando un envoltorio técnico de máxima calidad.

Adaptando la novela de Shûsaku Endô, el film supone también la vuelta del Scorsese guionista, implicado como nunca en la concepción de un material ideal con el que proponer su propia expiación, apoyándose , como no podía ser menos, en el dolor como motor narrativo, lo que permite perfilar, con gran sutileza, el carácter emocional de unos personajes abrumados por un asfixiante universo en constante peligro, sujeto a esas diferencias de contraste que presenta el férreo e inaccesible panorama feudal nipón.

Del reparto, celebrar la confirmación de Andrew Garfield como actor del momento, bien acompañado por Adam Driver, otro prometedor interprete que esperemos, no acabe enterrado bajo el peso de la más poderosa saga galáctica, y por un grupo de disciplinados actores japoneses realmente impecables en su aportación.

Finalmente, camino ya de los tres cuartos de siglo a sus espaldas, muchos echaran en falta al Scorsese más visceral, sustituido aquí por una visión más contemplativa, expuesta a puntuales estallidos de violencia, bien espaciados para no hacer sombra a los dilemas morales y de fe a los que se enfrentan sus protagonistas, algo que por otra parte, aleja bastante al film de la clásica recomendación para todos los públicos, que en este caso, debe quedar destinada a paladares muy selectos, que de ningún modo, apuesten exclusivamente por lo comercial.

 

 

image image image

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Critica a “Silencio”, el regreso de Scorsese más espiritual.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *