survival zombie
room escape

Crítica a La Liga de la Justicia: Continúa la tormenta, vibrante y más dispersa si cabe, pero igualmente entretenida.

Vivimos en el tiempo de los superhéroes, lo que en la Época Dorada de Hollywood fuera el detective con gabardina y el pistolero de Western, o en los años 60 o 70 del siglo pasado, el agente secreto con licencia para matar, ha dejado paso, por obra y gracia de las nuevas tecnologías, y la caída de las Torres Gemelas, a una nueva era en la que el cine de aventuras y la epicidad, se han hecho con el control de las grandes superproducciones.

Bajo esa realidad, no se puede negar a Marvel su dominio de dicho universo, gracias a una fórmula equilibrada que si bien, nunca alcanza lo notable, sabe ofrecer un producto consistente, que hace tiempo dejo atrás las críticas, esas que justo ahora, recoge su rival en la sombra.

Seamos claros, a DC/Warner se le sigue atragantando el tema, cierto que vio la luz en un momento puntual, cuando tuvo a Christopher Nolan, un autor de primer nivel, a los mandos de aquel Caballero Oscuro de rotundo éxito, pero desde entonces, la sensación de ir cuesta abajo y sin frenos, en la búsqueda de una identidad que no llega, con patinazos como Escuadrón Suicida, y la continua y preocupante marvelización de sus contenidos, ha creado un agrio debate entre seguidores de un modelo, que no parece encajar bien bajo el traje opaco de sus personajes.

El nacimiento de esta Liga de la Justicia, ha venido marcado por la tragedia, el abandono de Zack Snyder por motivos personales, llevo a Joss Whedon, responsable de Los Vengadores, a ocuparse de un proyecto ya iniciado, con todos los problemas que eso conlleva en la post producción, por no hablar de los continuos cambios de humor de una historia, a la que también se suma Chris Terrio, guionista de Argo, que junto al propio Whedon, escenifican esa mencionada fuga de cerebros a DC, en un claro intento por mejorar el aspecto comercial del producto.

Una serie de continuas idas y venidas que evidentemente, han afectado gravemente al acabado del film, especialmente, cuando se abren sus particulares cajas de Pandora, y se requiere un esfuerzo visual que acaba por mostrar la peor versión imaginable, perdida en una fantasía estética, que sumada a la debilidad de la que hace gala su villano, hace recordar, por momentos, a un capítulo extendido e hipermusculado de la televisiva Power Rangers.

El uso del humor, en chistes mal insertados, o en un simpático pero excesivo Ezra Miller, que da vida a Flash, tampoco ayudan a mejorar el fondo de un film, que justamente, y ya que hablamos del reparto, si que puede presumir de un elenco de estrellas casi insondable, en el que los perfiles secundarios, algunos casi testimoniales, esconde actores de la talla de Billy Crudup o el oscarizado J.K. Simmons.

En los apartados técnicos, destaca un buen trabajo de sonido, y sobre esa onda, resulta imposible obviar el regreso de Danny Elfman en la Banda Sonora, para recoger el testigo de aquel amanecer de Hans Zimmer y Junkie XL, en lo que supone el retorno del veterano compositor a un terreno sobradamente conocido, en el que se desenvuelve como pez en el agua, recurriendo a temas propios de la franquicia, como el de Rupert Gregson-Williams, escrito ex profeso para Wonder Woman, o míticos destellos de la que John Williams compusiera para Superman, un hilo conductor que le permite su propio auto homenaje, en la notas que acompañan y aproximan a este nuevo Batman, con aquel de finales de los 80, al que Elfman doto de un tono musical tan convincente.

Para terminar, las sensaciones que desprende esta Liga de la Justicia, pese a lo antes mencionado, no son para nada negativas, es posible que la forma y el contenido no sean los más adecuados, pero no es menos cierto que la gran mayoría del público, esos que compran entradas y consumen palomitas, seguirá disfrutando de esta tormenta vibrante y dispersa, mientras esperan, moderadamente esperanzados en que en un futuro cercano, y desde un punto de vista más terrenal, podrán degustar un producto de calidad superior, dentro de tan particular universo de fantasía.

 

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Crítica a La Liga de la Justicia: Continúa la tormenta, vibrante y más dispersa si cabe, pero igualmente entretenida.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *