survival zombie
room escape

Crítica a La Guerra del Planeta de los Simios, perfecto colofón para una trilogía ganadora.

A punto de cumplir 50 años, pocas franquicias pueden presumir de tan buen estado de forma, aquel Planeta de los Simios de Franklin J. Schaffner, supuso en 1968 todo un hallazgo para el cine de ciencia ficción y aventuras, casi una década antes de la llegada del torbellino Star Wars, que gracias a su éxito, generó una serie de estrambóticas secuelas, imbuidas por el encanto de la mejor Serie B, y convertidas hoy en clásicos de culto.

Es así, como lo que entonces fue Regreso, Huida, Conquista, y Batalla, se resume ahora en Origen, Amanecer y Guerra, presentadas ante un público menos ingenuo, que persigue la mera confrontación por encima de anticuados discursos ecológicos o animalistas, sin que por ello, haya que renunciar a los elementos dramáticos, tales como el estudio de la propia naturaleza humana, que siempre deben formar parte de todo film que se precie.

Justo en ese punto, es donde el buen empleo del CGI, unido al prodigioso uso de la captura de movimientos, marcan un punto de inflexión a favor de este nuevo y particular universo simio, que puede presumir de un acabado visual impecable, un escenario sobre el que desarrollar, con el viento totalmente a favor, el resto de sus argumentos.

Matt Reeves repite tras la cámara, con los convincentes resultados de aquel reciente amanecer, aplicando su particular entusiasmo a un material, que tratado de otra forma, mostraría graves signos de debilidad, y lo hace sin recurrir a lo fácil, retrasando el conflicto que da nombre al título, para introducir al espectador en un inquietante y cuidado escenario post-apocalíptico, un subgénero que evidentemente, encaja como un guante en el desarrollo argumental y narrativo de la cinta.

En contra, un pequeño exceso de metraje que ahoga un tanto el dinamismo, justo cuando perdemos ese transito entre esos diferentes escenarios, algo que en ningún caso, altera los hallazgos de una obra, que se erige como incuestionable producto de calidad, pese a su también evidente denominación comercial.

Destacar el trabajo de Andy Serkis como César, todo un esfuerzo imperial para conseguir humanizar a un personaje único, lleno de matices, enfrentado a villano al que da vida un estimable Woody Harrelson, que construye su personaje de forma solvente, en un choque épico entre simio y humano del que saltan verdaderas chispas.

Finalmente, queda bastante claro que todos aquellos que disfrutaron con las anteriores entregas, encontraran en esta guerra, sobrados motivos para el reencuentro con las mejores sensaciones, que recorren lo que ya son nada menos que ocho entregas, – discúlpenme por obviar esa basura que filmó Tim Burton a principios del nuevo milenio – con diversos homenajes, cerrando tramas, y colocando lo que por el momento, es un punto y seguido a tan deseado vehículo de fantasía.

 

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Crítica a La Guerra del Planeta de los Simios, perfecto colofón para una trilogía ganadora.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *