survival zombie
survival zombie

Crítica a “Election: La Noche de las Bestias”

En los tiempos que corren, no resulta tan descabellado pensar que la Norteamérica que conocemos, acabe en manos de unos Padres Fundadores a los que alude lo que ya se ha convertido en una trilogía sobre La Purga, festividad anual en la que se permite, durante doce horas, con nocturnidad y alevosía, toda clase de crímenes, que desatan la locura y el caos para aquellos que no puedan permitirse un sofisticado sistema de seguridad o un refugio blindado.

Con el control absoluto de su criatura, desde el estreno de la primera cinta en 2013, James DeMonaco, director y guionista, mantiene la fe en la idea original, torna su discurso algo más político, al menos en su tramo inicial, apoyado en muchas de las constantes ya mencionadas con anterioridad, como son el problema racial, y la incapacidad de defensa de las clases sociales más débiles, pero desarrolla lo justo dichos aspectos, más preocupado por el verdadero conflicto visceral, en el que claramente se regodea, conectando con algunos clásicos urbanos de la Serie B de los ochenta, época prodigiosa en la que maestros como John Carpenter, o notables artesanos como Walter Hill, sentaron cátedra.

Protegido por la Bloomhouse, división creada por la poderosa Universal, para dar salida a argumentos turbios, que no empañen en exceso el carácter imperial y clásico de tan legendaria productora, el alma de esta nueva noche de las bestias, encaja a la perfección en el organigrama de dicha marca, cuya premisa básica es trabajar barato, dar al público lo que quiere, y obtener grandes beneficios, fórmula que llevan explotando ya varios años con enorme éxito desde un ya no tan discreto segundo plano.

Así, el protagonismo del film recae en inquietantes máscaras de plástico o cerámica, y toda clase de armas blancas, algunas muy grotescas, unido a fusiles de asalto y disfraces de lo más hilarantes, que en base, devuelven el concepto anárquico que tan buenos resultados ofreció la anterior entrega, convirtiendo este “Election Day” en una secuela potencial de aquella, que en ningún caso, renuncia a ese universo callejero en constante peligro, tan deseado por los amantes del cine de entretenimiento algo extremo.

Finalmente, es muy posible, como comentaba al principio, que los nuevos Estados Unidos que contemplamos en la actualidad, puedan caer en manos de un candidato presidencial desquiciado, que convierta la seguridad nacional en un asunto cercano a esta purga, bastará con que un nuevo atentado alimente el foco del miedo sobre una población cada vez más asustada, y entregue plenos poderes al Donald Trump de turno, será entonces cuando quizá no veamos tan lejano lo que DeMonaco nos ofrece, y su trilogía abrace, con todas las de la ley, al género de Terror en su estado más elemental.

 

imageimage

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Crítica a “Election: La Noche de las Bestias””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *