supervivencia zombie
comprar camisetas frikis
survival zombie

Crítica a Batman: La LEGO Película: Así sí, Warner, así sí

No puedo negar que he disfrutado de Man of Steel y Batman v Superman, aunque no soy tan necio como para no ver sus errores. De momento los dos buques insignias del universo cinematográfico de DC son dos grandes cómics en movimientos pero llenos de errores de guión y de montaje. Capaces de mostrarnos a sus superhéroes bien interpretados, bien caracterizados y sobre todo, dejando imágenes dignas de la mejor de las viñetas. Pero rodeados de una torpeza inapropiada, tanto para conseguir tramas consistentes e interesantes así como para hacerlas ágiles. No me meteré con Escuadrón Suicida porque no merece ni malgastar texto con ella.

Ahora nos llega algo que no está encuadrado en ese universo dantesco que Warner tiene planeado, pero que curiosamente da la sensación de estar mejor construido que lo que hemos tenido hasta ahora. Y no es porque esta Batman: La LEGO Película tenga un guión de campanillas, realmente cabe en una servilleta, sino porque el mimo y el amor puesto en ella son lo que le faltan a las películas de acción real. Que sí que tienen una gran fotografía y podemos sacarles gifs que dan para enmarcarlos, pero fuera de eso se derrumban como un castillo de naipes. Esta película de animación tiene más alma, carisma y homenaje que todo lo demás.

Para entender este producto nos tenemos que remontar a La LEGO Película, estrenada en 2014 y donde ya pudimos conocer a este Batman badass y súper pasado de vueltas. Ahora nos llega su aventura en solitario, bueno aunque sólo, lo que se dice sólo no está. El humor y el estilo de animación de aquella cinta están presentes en esta, aunque incluso me atrevería a decir que lo primero se multiplica esta vez aún más. No se si porque encajo mejor con el personaje y los de La LEGO Película (salvo los cameos) eran inventados, pero claramente esta película del caballero oscuro me ha satisfecho aún más de lo mucho que lo hizo aquella.

Casi dos horas de puro entretenimiento, que no paran de dar carcajadas, guiños y homenajes ya desde el segundo cero. El fundido en negro del comienzo del film, los logos de las compañías y hasta el cierre de la película son motivo de sátira a la propia Warner, DC y hasta a Zack Snyder. Pero eso es sólo el comienzo de una montaña rusa donde los loopings nos llevan a reírnos del traje con pezones de Clooney, del spray espantatiburones, de las onomatopeyas, de la “homosexualidad” de Robin, del acento gallego del Bane de TDKR en castellano, del Harvey Dent de Burton interpretado por el traidor de Bespin, de los trajes estrámboticos que ha lucido el hombre murciélago, de su relación con el Joker (incluso hay un guiño en el doblaje español para su nombre en sudamérica), y a la sacada monumental de Warner poniendo sobre la mesa todas las licencias que tiene para fardar.

No me preguntéis por la historia, no porque no la haya entendido, sino porque es un simple motivo que va moviendo a Batman de aquí para allá. No está mal, pero no es nada del otro mundo, aunque si que en cierto modo indaga en la soledad buscada de Bruce Wayne y en su relación personal con Joker. Tiene hasta sus momentos para la moraleja y el sentimentalismo, pero no es ni de lejos la pretensión del guión de hacernos una película seria. Aquí se viene a pasárselo bien y la película te lo asegura.

En cuestión de animación vuelve a sorprender el mimado detalle por “construirlo” todo con piezas de LEGO, pero hasta el más mínimo detalle (tanto que se usa hasta para algunos trucos que Batman se saca de la manga). Pero lo más increíble es lo detallado que está cualquier movimiento de los personajes, siendo coherente con lo que podría hacer una pieza de la marca juguetera. Además todo está “bañado” con una calidad de animación excelsa, donde no se pierde detalle ni en las mota de polvo, la iluminación o las sombras. Para quitarse el sombrero.

A nivel sonoro es cierto que la banda sonora pierde algo de fuelle, salvo un par de temas que tienen cierta épica no se tira de ninguno de los temas de las obras cinematográficas de Batman, aunque si hay espacio para el de la serie de los 60. Si os lo temiáis sí, hay un par de momentos musicales pero no hay nada como ver a este Batman chulesco rapear mientras atiza a sus villanos más insignes. Mención aparte para el tema en español, donde a buen seguro Claudio Serrano se lo habrá pasado de lujo.

Y ya que hablamos de Claudio, es lo único que destaca del doblaje en español ya que el resto no he visto peor elección de voces posibles. Desde la de Joker hasta la de Robin pasando por el crimen que han cometido con Superman, no he visto peor desacierto en un doblaje en este país. Eso sí, se han marcado la “coña” de reírse de lo que se le hizo al Bane de Tom Hardy. Por desgracia no he podido disfrutar del elenco que tiene en su versión original, gente como Zach Galifianakis, Michael Cera, Jonah Hill, Channing Tatum o Rosario Dawson deben dar mucho juego. Pero esta es una película para ver más de una vez por todo lo que tiene oculto de homenaje y porque es divertidísima.

Sin lugar a dudas la película ideal para ir al cine con los más pequeños de la casa, con nuestros frikiamigos o sólo. Batman: La LEGO Película es sencillamente imprescindible.

LGP-CP-1157
Film Name: THE LEGO® BATMAN MOVIE
Copyright: © 2017 WARNER BROS. ENTERTAINMENT INC. AND RATPAC-DUNE ENTERTAINMENT LLC
Photo Credit: Courtesy of Warner Bros. Pictures
Caption: (L-R) LEGO® minifigures Batman (WILL ARNETT) and Robin (MICHAEL CERA) in the animated adventure “The LEGO Batman Movie,” from Warner Bros. Pictures and Warner Animation Group, in association with LEGO System A/S, a Warner Bros. Pictures release.
BATMAN and all related characters and elements TM & © DC Comics

Etiquetas

You may also like...

0 thoughts on “Crítica a Batman: La LEGO Película: Así sí, Warner, así sí”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *