26 Fancine: Festival de Cine Fantástico Universidad de Málaga. Séptimo Día.

16/11/2016

Por una vez, y esperando que sirva de precedente, hemos cambiado la forma fría y distante del proyector cinematográfico, por las sólidas tablas del teatro, para disfrutar con la última obra del maestro Jon Rivero, de quien nos hemos hecho eco en más de una ocasión, como uno de los artistas visuales mas originales del panorama actual.

Mañana cerraremos esta 26 edición de Fancine, acudiendo a la habitual Gala de Clausura, en la podremos añadir el palmarés del evento, así cono las consideraciones finales de estos nueve días de pasión por el Fantástico y el Terror de calidad.

El espacio vanguardista que escenifica el “Contenedor Cultural” de la UMA, ha resultado ideal para acoger la historia de Rivero, que incluso aprovechó el exterior para dar inicio a su particular trama. Al final de la misma, pudimos disfrutar de una muy amena charla con el director y los actores, en la que se expreso la buena acogida de los presentes.

Apuntar, hablando de los prolegómenos de la obra, que pasamos a analizar acto seguido, la enorme afluencia de público, que desbordó la previsión más optimista, arropando un trabajo de calidad, que mantiene intacta la estrella de su máximo responsable.

 
MONSTRUOS BRUTALES ASUSTADOS

Sinopsis: Keiko Andrade es una mujer obsesionada con la desaparición de su hermano Yukio años atrás. Con la ayuda de Luz, su psiquiatra, intentará superar la pérdida del familiar en las sesiones de terapia. Keiko parece esconder un secreto de consecuencias fatales.

Dicen los expertos en psiquiatría, que la linea que separa a la cordura de la locura, es tan frágil, que todos estamos expuestos, ya sea por un hecho traumático, o por mero estrés, a caer en sus garras.

Planteando, como base inicial, ese particular descenso a los infiernos mentales de su protagonista, el texto va cobrando intensidad a medida que expone sus potentes cargas emocionales, que alcanzan su plenitud con la llegada a ese paisaje marciano que supone Japón, justo el lugar donde comenzamos a descubrir los enigmas familiares que esconde tan complejo relato.

Como factor irrenunciable, que da ese punto de máxima frescura y originalidad de su autor, se encuentran los añadidos audiovisuales, grabados por el propio Jon en su viaje por El País del Sol Naciente, una experiencia que como ha confesado, fue sumamente desconcertante, factor que se ha extendido por todo el argumento, configurando ese universo perturbador, en el que estos monstruos brutales asustados encuentran su espacio.

El trabajo de Jon con los actores, es otro de los puntos fuertes de la obra, se nota la complicidad con Azahara Memberg, Adriana Bacalon, Jose Manuel Laure, y Carmen Titos, esta última en una breve aparición, todos ellos entregados a los desvaríos del autor, tendentes siempre a momentos de cuidada brillantez escénica.

Para concluir, quizá lo mejor que podemos decir del último esfuerzo de Rivero, es que la sombra de Keiko Andrade y sus familiares es alargada, casi tanto como el talento de su genial creador, sería muy interesante ver con la obra y los personajes crece en posteriores representaciones, asumiendo nuevos riesgos, y evolucionando con el público. Sin duda, la calidad de la obra lo merece.

 

imageimageimageimageimage

Etiquetas

You may also like...